Cada año los papás de Martín lo llevaban con su abuela para pasar las vacaciones de verano… y ellos regresaban a su casa en el mismo tren al día siguiente. Un día el niño les dijo a sus papás: «Ya estoy grande, ¿puedo irme solo a la casa de mi abuela?». Después de una breve discusión los papás aceptaron. Están parados esperando la salida del tren, se despiden de su hijo dándole algunos consejos por la ventana, mientras Martín les repetía: «¡Lo sé! Me lo han dicho más de mil veces». El tren está a punto de salir y su…

Blog

Una mujer inteligente no va a dejarse manipular ni chantajear, ella no se traga culpas, asume responsabilidades. Las mujeres inteligentes cuestionan, analizan, discuten, no se conforman, avanzan. Esas…

Leer más
Relatos

Había una vez una isla muy linda y de naturaleza indescriptible, en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre; El Buen Humor, La Tristeza, La…

Leer más
Relatos

La mala costumbre que tenemos los seres humanos de valorar algo solamente en su ausencia. Valoramos el dinero cuando nos falta. Valoramos el tiempo cuando estamos muriendo. Valoramos…

Leer más
Blog

Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco… Definitivamente loco……

Leer más
Parejas

«No puedo vivir sin ti». «Me completas». «Sin ti soy nada». «Nunca me abandones». Te vendieron una hermosa mentira acerca del amor Y en tu inocencia, compraste la…

Leer más
Blog

Cuando dejas de sentir carencias, todas las cosas vuelven a ti. Cuando cesas de pelearte con el mundo, todos se acercan para hablarte de amor. Cuando aceptas, transformas.…

Leer más
Pin It