Poesía

Algunas sufrimos por amor

Algunas sufrimos por amor
84Leído

Algunas mujeres

Algunas mujeres sufren por amor, por miedo a la soledad se quedan en relaciones vacías, sufren con dudas de cómo sería su vida si no estuvieran con su pareja.
Algunas mujeres ponen en primer lugar ser esposa antes que mamá y lastiman a sus hijos con años de apariencias, mostrando la familia perfecta. Llenan su vida mostrando lo que han construido pero lo hacen solas. Y se sienten solas y muestran momentos felices porque viven muchas tristezas en realidad.
Algunas mujeres están tan enamoradas que perdonan todo, aceptan todo.
Algunas mujeres no es que no se quieran pero si les falta más amor propio y creo que es sólo miedo.
Algunas mujeres tienen miedo a fracasar a rendirse.
Algunas mujeres no se sienten listas para empezar de nuevo.

Esas son algunas mujeres…

Otras son Valientes y pueden con todo aunque estén agotadas, Aunque su decisión de separarse de su pareja implica sufrimiento para muchas personas los hijos principalmente pero ellas saben por qué toman esa decisión.
Otras mujeres deciden ser reales al 120% y ser espontaneas llenar su vida de momentos de alegría de verdad.
Otras mujeres saben que la familia sé construye en el bienestar sobre todo emocional.
Otras mujeres deciden que sus hijos sepan que el amor es estar bien, tranquilos, felices no vivir en un ámbito de mentiras y discusiones constantes.
Otras mujeres no quieren esperar 20 años un cambio que no llega.
Otras mujeres no les importan que sea difícil ahora.
Otras mujeres saben que si sus hijos están bien estarán bien ellas, no sirve vivir sin amor. Nadie es feliz sufriendo en silencio.
Dejando pasar una pelea más, algo más, más de lo mismo.
Que les puedes enseñar de la vida a tus hijos si vives en una falsedad para aparentar.
Algunas mujeres lo hacen, Otras no.
¡Otras donde estén con sus hijos bien! Ellas tienen su hogar, Tienen su familia.
Una familia es donde hay amor. ¿Y quién puede dar más amor? Que una mujer con los huevos que no tiene físicamente pero si en coraje, en su valentía los tiene bien puestos, que todo el mundo le importe nada. Ni opiniones ni consejos.

Las mujeres que se separan no fracasan aprendieron mucho, ¡Ganaron!
Saben quiénes son lo que valen y lo que no se merecen al lado, lo que no necesitan.
Las mujeres que se separan no están vacías están llenas, tan llenas que no se separaron para buscar otra pareja lo hacen porque saben que no la necesitan, no necesitan de alguien que les hace mal.
Algunas mujeres son de carácter suave delicadas y dejan que el mundo les maneje su vida.
Otras mujeres reciben insultos, reclamos porque no se dejan, porque no son mansas.
Porque saben que pueden con todo y contra todo. Saben lo que son, que no cualquiera les cambia el pensamiento con presiones y chantajes.
Que saben que están bien aunque todo parezca que está mal por ahora.

Me considero de esas otras mujeres, Bien hija de puta no quiero ser como algunas mujeres, quiero ser yo. Quiero vivir mi vida, no quiero que me manejen en ningún aspecto.

Quiero ser hija de puta por siempre, porque me importo más yo de lo que me importas tú.

Autor:  Kaar Heredia.
Fotografía: Kate Williams

Podría también interesarte:
Esta noche en la habitación de un hotel
Ya te la llevaste a la cama; ¿y ahora qué?