Creciendo juntos

Aprender a amarte a ti mismo: significado, ejercicios y consejos

Pinterest LinkedIn Tumblr

El amor propio es difícil. Muchos solo ven sus defectos, insuficiencias y defectos. Las altas expectativas resultantes y las comparaciones con otros solo lo hacen más complicado. Amarte a ti mismo es esencial y te diremos cómo hacerlo.

¿Cómo aprender a amarte a ti mismo?

¿Cómo aprender a desarrollar una imagen positiva de ti mismo, a aceptarte, valorarte y amarte a ti mismo? ¡Un gran error! Porque el amor propio es un requisito previo esencial para la felicidad, la satisfacción y el éxito.

La buena noticia: el amor propio se puede aprender. Sin embargo, no es tan fácil, porque la mala imagen que tenemos de nosotros mismos a menudo está profundamente anclada y entrenada. Te explicamos de dónde viene el problema del amor propio y te damos muchos consejos con los que podrás aprender más sobre el amor propio…

¿Qué significa el amor propio y cómo amarte a ti mismo?

El amor propio, ese es el amor banal por ti mismo. Se trata no solo de aceptarte a ti mismo, sino de amarte realmente a ti mismo, con todas las peculiaridades, fortalezas y debilidades que te pertenecen.

El amor propio significa amarse a uno mismo sin restricciones ni excepciones. En esencia, se trata de amor incondicional por ti mismo con todo lo que lo acompaña.

Una cita de Buda también describe acertadamente de qué se trata el amor propio: “Tú mismo, como todos los demás en todo el universo, mereces tu amor y afecto”. En términos de contenido, el amor propio está estrechamente relacionado con términos como:

  • Auto-aceptación
  • Autoestima

Es importante distinguir: el amor propio no es lo mismo que el amor propio. La proximidad a la arrogancia o al narcisismo debe verse aquí. El amor propio tampoco tiene nada que ver con la terquedad, el egoísmo o la complacencia excesiva.

Por eso el amor propio es tan importante

Aquellos que se aceptan plenamente a sí mismos y sus peculiaridades, sus peculiaridades, pero también sus puntos positivos, también aceptan el paquete general y se respetan a sí mismos, se tratan bien y tienen en cuenta sus propias necesidades.

El amor propio es, por tanto, la clave para una mayor satisfacción y felicidad en la vida. También te volverás fan de ti mismo con amor propio. No se trata de luchar por el afecto de los demás, sino de la certeza de que eres lo suficientemente bueno como tú mismo.

Pexels: Rodnae productions

De esta manera, el amor propio te hace independiente. Aquellos que se aman a sí mismos no dependen del estímulo o el reconocimiento del exterior. Esto asegura la libertad mental y emocional. Si hay falta de amor propio, por otro lado, dependemos del amor de los demás. Otros beneficios del amor propio son:

El amor propio irradia hacia afuera

Las personas que nos rodean tienen un buen sentido de si estamos en paz con nosotros mismos. El amor propio y la autenticidad están estrechamente relacionados. Aquellos que no pretenden complacer convulsivamente a los demás serán percibidos por los demás como significativamente más positivos.

El amor propio mejora la forma en que interactúas con los demás

Además, el amor propio tiene un efecto notable en cómo tratas a las personas que te rodean. Si no está satisfecho consigo mismo, deshágase de los demás. Descarga de frustración y enojo hacia los forasteros. Por otro lado, si te agradas, trata a los demás de manera abierta, amistosa y positiva.

El amor propio te hace más exitoso a largo plazo

Errores, problemas, contratiempos, críticas: todas las cosas que forman parte de la vida y especialmente de tu carrera profesional. El amor propio nos ayuda a lidiar con ellos de la manera correcta, aprender de ellos y crecer de ellos, sin buscar culparnos a nosotros mismos o darnos por vencidos temprano.

Causas: ¿Por qué es tan difícil amarte a ti mismo?

Las causas de la falta de amor propio a menudo se encuentran en la infancia. En realidad, todas las personas merecen amor incondicional, pero eso es exactamente lo que falla en algunas familias.

Muy poca confirmación y atención, en cambio, los reproches o incluso el descuido conducen a complejos de inferioridad. En lugar de aprender que eres bueno y digno de ser amado, crece la necesidad de amor, respeto y aliento desde el exterior.

O para decirlo de otra manera: si no aprendes desde el principio que vale la pena amar, no podrás desarrollar el amor propio y satisfacer tus necesidades de aliento dentro de ti. De esta forma, el amor propio se vuelve imposible. A menudo, estos comportamientos se pueden observar:

Estás demasiado concentrado en tus propios errores

Nadie los conoce mejor que tú mismo, por lo que todas estas peculiaridades y aristas te dificultan formarte una imagen positiva de ti mismo. Esto a menudo se combina con numerosas dudas sobre cómo los demás pueden soportarlo, cuando los errores eclipsan todo lo demás. Esto puede llevar al autorrechazo.

Tienes una idea equivocada del amor propio

El malentendido descrito al principio a menudo se interpone en el camino del amor propio. Nadie quiere ser percibido como arrogante, egoísta o autoindulgente. El resultado: se distorsiona la propia imagen de uno mismo y al final los afectados se dicen a sí mismos: soy malo…

Pruebas y ejercicios para el amor propio

¿Cómo es tu amor propio? Puede averiguarlo muy rápidamente con estas tres pequeñas pruebas de autorreflexión:

Mírate en el espejo

Mírate a los ojos, a la cara, al cuerpo. Dite a sí mismo, honesta y sinceramente, “Me amo y me acepto por lo que soy”.

Pexels: Ivan Samkov

Mírate las 24 horas

Comprueba cómo te comportas contigo mismo una vez durante 24 horas. Imagina un timbre imaginario que suena cada vez que dices o piensas algo negativo sobre ti. Para muchos, casi se ha convertido en una segunda naturaleza: se regañan por cada pequeña cosa.

Pregúntate a ti mismo las siguientes preguntas

Puedes determinar el alcance de tu amor propio si responde estas preguntas con sinceridad:

  • ¿Te criticas demasiado a ti mismo a menudo?
  • Sobre todo, ¿ves tus propios errores?
  • ¿Sientes con regularidad que los demás son más inteligentes, más bonitos o mejores que tú?
  • ¿Le gustaría cambiar muchas cosas de ti mismo?
  • ¿Sigues refiriéndote a ti mismo, a tus logros y éxitos?
  • ¿Crees que no eres lo suficientemente bueno?

Si estas formas de pensar y comportarse se aplican a ti y has respondido que sí varias veces, entonces debes trabajar en tu amor propio.

Comments are closed.