Poesía

AMORES DE SEGUNDOS

AMORES DE SEGUNDOS

¿Eres real? ¿Eres de verdad?

Desde que te conozco, cada mañana es más bella que la anterior, y me pregunto si esto es real, si esto es amor o solo un maldito y cruel espejismo, que da la imaginación a un pobre náufrago a la deriva. Quizás es por la forma de conocernos, que aún no te he podido ver, pero ¿Qué podría esperarse, de dos personas nada comunes? Que juegan tontamente, a los amores a distancia.

A las llamadas esperadas de mañana, a los mensajes, al sentirnos e imaginar hacernos el amor, cuando nos quedamos a solas, ¿Cuántas veces, tus manos llevaron mi nombre, en sus falanges?
¿Cuántas veces, tu nombre se tatuó, entre mi hombría?, ¿Cuántas veces, mire tu entrepierna llorar de alegría, entre tus sábanas azules?, ¿Cuántas veces, grite tu nombre, mientras mi hombría explotaba entre mis manos?

No, no podíamos conocer de una forma común, necesitábamos magia, misterio, locura, necesitábamos que la vida nos sorprendiera al encontrarnos, necesitábamos sentirnos vivos, correr riesgos, sentir deseo, pasión, amor, lujuria, que se yo, necesitábamos vivir… Si vivir, porque estábamos muertos, enterrados tú en tu vida rutinaria, yo en mi soledad y ahora henos aquí , esperando él se vaya a sus labores, tus hijas al colegio y nos quedemos, solos para amarnos, para hacer tantos planes, cuando imaginamos estar desnudos abrazados después de amarnos como locos.

Si, estábamos corriendo riesgos, pero prefiero equivocarme mil veces escribiendo una loca historia contigo, que vivir de aburrimiento y soledad viviendo una vida segura. Estar vivo es lo mejor que me ha pasado, pero estar vivo para mirarte tan solo 50 segundos es mejor.

Hay amores que duran para siempre, que son relaciones eternas aunque solo duren un momento. Pero hay también amores que duran una eternidad, pero tan solo son relaciones de un segundo, el amor de nosotros fueron de esos, que se pueden sentir cada vida o nunca experimentarlos. Solo depende de nosotros dos mi amor, como dar punto final a esta historia o quizás, quizás es momento de escribirla realmente.

Autor: Dharius Vidal
Fotografía de Jon Asato

Quizás también esto podría interesarte:
– No podría haberme equivocado más
– Días sin ti – Elvira Sastre.