Poesía

Aprendido a mis años que por mucho

Aprendido a mis años que por mucho

Aprendido

He aprendido a mis años que por mucho que quieras correr,
las cosas llegarán cuando tengan que llegar.
He aprendido que se puede llorar mucho,
pero mucho y que aún así te seguirán quedando lágrimas para derramarlas siempre que lo necesites.
He aprendido a ser más fuerte, incluso más de lo que yo creía ser.
A mirar el futuro con ojos de esperanza, aunque el presente esté cargado de incertidumbre.
He aprendido que lo que tienes es mucho más de lo que tú mismo piensas y que hay que disfrutar de ello y dejar de pensar en lo que no tienes aún.

He aprendido que por mucho que nos creamos invencibles la vida te demuestra al final que no lo eres.
Que el destino estará marcado pero tú puedes modificar su rumbo si quieres y lo crees necesario.
He aprendido que si quieres mucho a alguien,
nunca desaparecerá del todo de tu vida aunque lo haya hecho físicamente.
He aprendido a mirar con otros ojos las pequeñas cosas de la vida, con ojos de niña.

A vivir la ilusión del día a día.

He aprendido a seguir caminando por muchas piedras que hayan en mi camino.
A levantarme si me caigo, porque he aprendido que caer es inevitable, pero siempre sacarás fuerzas para levantarte.

He aprendido que lo mejor siempre está por llegar, no importa lo que ya haya llegado.
He aprendido a querer con mucha más fuerza a los míos. A no odiar a nadie.
He aprendido a dejar atrás rencores y perdonar.
He aprendido que aunque haya aprendido mucho, aún me queda todo por aprender.

Fotografía de Jamie Street

Quizás también esto podría interesarte:
– Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca.
– Ella abrió sus ojos a media noche.