Poesía

Carta de una mujer casada a su amante

Carta de una mujer casada a su amante

Carta de una mujer casada a su amante

Llegaste como primavera a mi invierno, aquel invierno frío, triste…sin vida me encontraba.
No buscaba nada y de repente llegaste tú, como aire fresco, como sol cálido, como agua en calma.

Me sentía agotada, y con tu amor y palabras me embriagaste de deseo y en poco tiempo te convertiste en mi amante.
Todo comenzó como un juego y me fuiste envolviendo, caí bajo tu seducción.

Goce cada instante que estuve en tus brazos, me deleitaba en cada minuto que me besabas y deseaba tenerte dentro de mí.
Me comencé a enamorar…

¿Cómo una mujer casada se le ocurre tal vileza?
El destino puso sus cartas y jugamos, y haya juegos.
Soy casada y te amaba. Si fui “puta”, lo fui por ti…. me daban celos, te quería solo para mí sin ser mío.
Ahora estás con otra…
Yo me clave el puñal. Solo quería amor, solo quería calor.
Y ahora lloro por mi mala decisión.
Serás un recuerdo guardado en el olvido.

Pd: sabes que te amé locamente, hubiera dejado todo por ti.

“Sé feliz. Pero nunca vuelvas a enamorar a una mujer casada y triste”

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
– No seas pendeja, si no te pertenece
– Si usted no la cuida vendrá alguien