Poesía

Deberíamos ser más valientes y menos cobardes

Deberíamos ser más valientes y menos cobardes, y admitir que nos encanta que nos dediquen tiempo, sonrisas, piropos y miradas, que da igual la edad que tengamos, que ya no nos asustamos si nos agarran de la mano, pero que aún nos sonrojamos si nos guiñan el ojo, que siempre que nos vamos de fiesta, de ligoteo dejamos nuestra casa, pensando que esa noche no dormiremos ahí. Hay que ser más valientes y menos cobardes, y reconocer que si nos dicen ven lo dejamos todo, siempre y cuando sea lo que buscamos… Que la invitación no es la copa si no pasar un buen rato, sin pretensiones, sin complicaciones, sin que me hagan el desayuno y me lo traigan para que se enfríe a la cama. Sin tus besos de buenos días, sin tus polvos de buenos recuerdos. Lo dicho, deberíamos ser más valientes y menos cobardes, y admitir que todavía jugamos a ver quién nos quiere esta noche.

Autor: Desconocido