Eres hermosa, no necesitas que haya un hombre ahí para recordártelo.
Eres hermosa, sola…quizás aún más.
Eres hermosa aunque no tengas un hombre que te quite el lápiz labial de los labios, incluso si estás despeinada o sin maquillaje.
Aunque siempre tengas prisa y olvidas algo en casa.

Eres hermosa cuando sales de casa para ir por un helado.
Eres hermosa en pijama y con tus pelos locos, luces hermosa con los ojos llenos de sueño.
Eres hermosa cuando tienes un montón de palabras para decir y cuando solamente quieres estar en silencio.

Eres hermosa cuando te emocionas por una frase leída en un libro o en una pared.
Eres hermosa los sábados por la noche cuando te preparas, te maquillas, llevas el vestido más bonito que tienes, te llenas de tu perfume favorito y luego sales aunque no tengas a nadie esperándote afuera de la puerta, aunque no hay nadie para decirte que eres hermosa, lo haces para estar bien contigo misma.
Y eso es lo único que importa, Tú sales y harás que el mundo se enamore.

Eres hermosa cuando caminas sola con
auriculares en los oídos y piensas, imaginas, sueñas, te proyectas a otro sitio y todo se refleja en tus ojos.
Eres hermosa y no lo sabes.
Eres hermosa y alguien en ese momento se está enamorando de ti.
Eres hermosa porque eres una gran persona, porque amas tanto que casi te autodestruyes, porque te dulpicas para todos, aunque no te regresen nada, porque para ti, lo importante es dar.

Eres hermosa porque te lo crees, recuérdalo siempre incluso cuando no deberías.
-Tatuajes del Alma.

Comments are closed.