Poesía

Déjame decirte algo querida mía

Déjame decirte algo querida mía

AMIGA:

¿Vas con el corazón roto pero con la cara en alto, la mirada llena de luz y una sonrisa tan enorme como el tamaño de tu dolor?

Déjame decirte algo querida mía:

¡Eres una guerrera, eres una mujer valiente!
Yo sé qué tal vez no necesitas que te lo diga porque cada mañana al despertar secas los restos de las lágrimas que derramaste la noche anterior, te repites a ti misma que “la vida es bella”,
que este día será mucho mejor que ayer, que cualquier cosa (buena o mala) puede pasar,
que hay que sonreír para que la vida te sonría también
y por si la muerte llega de repente recibirla de la mejor manera,
sin miedos, sin culpas, sin dejar nada pendiente.

Amiga eres un ejemplo, quería recordarte lo mucho que te admiro y que deseo con toda mi alma que un día el dolor se haya ido, que sea entre besos y caricias que duermas y no entre llanto, que tu lucha termine, ¡tu corazón sane y brilles aún más!

Gracias por ser tan grande, tan real, tan fuerte. Yo siento que aún con mis años (que no son pocos) a duras penas estoy aprendiendo a lidiar con mis propios problemas a sonreír frente al dolor, pero bendigo a las personas como tú que son inspiración, maestras en el arte de vivir esta realidad que a veces es tan caótica.

¡Personas mágicas les dicen!

Autor: Alhelí Rivera
Fotografía: Austin Schmid

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
– No seas pendeja, si no te pertenece