Poesía

EL AMOR VERDADERO

EL AMOR VERDADERO

EL AMOR VERDADERO

La amistad es el sentimiento más puro y sincero, es un bello juramento de amor eterno.

Ellos amigos entrañables, confidentes de travesuras, complicidad en aventuras, brazos de consuelo, esos te amo callados, transformados en: “no te preocupes ya regresará”, ” todo estará bien”, “buenos días, dulces sueños”, “hoy te extrañe”, “¿sabes?… te quiero!”.

Trascendió su sentimiento más allá de un amor inconcluso, en una amistad inquebrantable, sin saber que el destino les preparaba algo sorprendente…

AMOR VERDADERO

ÉL
Yo solo quería sentirme amado, hacerle el amor a alguien y que ese me lo hiciera, buscaba sentirme vivo, y descargar en otras manos las caricias que un día se negaron a recibir, y besar otros labios que calmaran el desierto que habitaba en mí.
Deseaba besar otros labios, que calmaran el desierto que habitaba en mi

ELLA
Yo sólo te miraba y a distancia deseaba que me abrazaras, no como tu amiga sino como la mujer qué verdaderamente te amaba, me conformaba con ser tu amiga y en secreto decirte en frases coloquiales, te gritaba silenciosamente cuanto mi corazón te amaba…Moría por besar tus labios y probar la suavidad de tu boca que muchas veces de amor hacia otras me habló.
Regreso a mi realidad lo tomó de la mano, -¡ven! vamos por un helado nos lo merecemos platícame, ¿cómo has estado? -Y mi corazón se aceleraba cuando me rodeaba su brazo era lo más que podía aspirar, estar así solo como amiga entre sus brazos. ¿Sigues con ella?…

ÉL
-¿Con quién?…ella ya me olvidó.

ELLA
Eres inolvidable y lo ¡sabes! – Me sonrojo y evado su mirada – No podía negar mi felicidad de ya no saberte a su lado pero tenía que disfrazarla, sabía que la amabas.

ÉL
La amaba como a nadie, al grado de construir un palacio hermoso donde solo ella fuera la reina, lamentablemente esa reina, miró a otro castillo donde encontró quizás más oro y riquezas, pues aquí fue lo único que le faltó, para ella amor tenía de sobra.

ELLA
Por mi mente pasaba si tú supieras que es todo lo que necesito, trabajaríamos juntos por ese reino, por ese nuestro castillo, me invadía la nostalgia y me reitere ¡es solo amigo!, abro mis labios más que besarte para decirte con lo sonrisa disfrazada:
-¡No te preocupes!, no era la indicada ya vendrá la buena tranquilo, todo pasa – espero recuerdes mi sabor favorito que dices me invitas un helado y lo besé en la mejilla susurrando en ese beso, no te imaginas cuanto “te amo”.. -¿sabes termine con él?

ÉL
-¿Con quién? ¿Terminaste con él?
Si los dos parecían verse tan felices, hasta llegue a desear ser él, cuando en muchas ocasiones vi que te desvivías al tenerlo entre tus brazos o cuando en más de alguna noche te arreglabas para deslumbrarlo, y él se veía enamorado.

ELLA
Sabes se dio cuenta de que no lo amo, me dijo no seas cobarde dile que lo amas, me has hecho feliz durante todo este tiempo queriéndome, imagínate lo que lo harías a él
“amándolo”, como lo haces (sonrío se dio cuenta de que amo a otro)- pero él es demasiado ciego para darse cuenta.

ÉL
Confieso que llegue a pensar que era yo el que estaba equivocado, pues también merecía a alguien como tú que me amara tanto como tú lo hacías.

ELLA
Y sigues sin darte cuenta (giro la cara para que no veas mi mirada inundada de agua) te amo a ti, mi querido amigo del alma…

ÉL
No puedo creer lo que estás diciendo, te tuve cerca tanto tiempo y por aferrarme a un amor que me mantuvo preso nunca vi lo que tú estás diciendo… ¡Me siento muy contento!, pero también con mucho miedo, pues las heridas que me hicieron sé que tardarán en sanar y eso me detiene, es lo que siento.

ELLA
Te tomé la mano como un buen amigo esperando amarlo pero siempre has estado en mi pensamiento anclado, ahí en mi corazón como mi amor verdadero…preferí ser tu amiga a perderte por completo

ÉL
No quisiera preguntártelo, pero quisiera saber si estás dispuesta a correr cualquier riesgo?,
A ser paciente, esperar y curarme para poder ser de ti.

ELLA
Dispuesta lo he estado desde el principio, en que decidí ser tu confidente de encuentros, tomar tu mano como simple amiga y disfrazar mis te amo de ¡te quieros!
siempre te he esperado, toda mi vida…eres mi amor verdadero no me costará nada esperar un tiempo más para mi felicidad a tu lado vida mía.

ÉL
Entonces hagamos una promesa…De hacernos felices y amarnos con toda nuestras fuerzas para volvernos eternos y que nada ni nadie nos separe de nuevo…

ELLA
Pues soy tu mejor amiga y tu mi amor verdadero…

Y siguieron disfrutando de su helado en aquel parque en esa bella tarde de verano…aquel par de enamorados, los mejores amigos, sus confidentes, siendo brazos de consuelo cobijo; siendo el verdadero amor de sus corazones románticos y vívidos.

Autores: Miguel Poéte & Zory Olvera

Podría también interesarte:
– Andan por ahí, ojo con ellas.
– Para ti, ÉL o la que está sufriendo por una persona que ha cambiado