Poesía

Ella no esperará que la llames: Ella alzará la voz.

Ella no esperará

Ella no esperará que la llames.
Te marcará diciendo: – Te invito un café.
Ella no tendrá pena de ser la primera en escribir.
Dirá: -Anoche soñé contigo.
Ella no se frenará si no tienes dinero para invitarla a salir.
Dirá: – Vamos a comer.
Ella no teme llorar ante ti.
Sabe que su fortaleza radica en ella misma, y que las lágrimas es la forma en que equilibra lo que trae dentro.
Ella alzará la voz cuando se sienta inconforme.
Y te susurrará algo gracioso cuando estén sentados frente a frente.
Ella no dirá: – ¡Sigue!… ¡Más!, si no es real. No fingirá.
Ella tomará tu mano y te enseñará como tocarla.
Ella no bajará la vista al desnudarse.
Te mirará directo a los ojos por qué sabe que es poderosa y aprendió a admirarse pese a sus defectos, así que te hará amarlos.

Ella querrá algo y lo conseguirá.

Seguirá retándose y aprendiendo cosas nuevas.
Ella sabrá cómo cuidarse a ella misma,
pero dejará que la abraces cuando haga frío en la madrugada.
Ella será enigmática. No sabrás a veces como acercarte.
Pero su cariño será sincero.
Ella te dirá cosas incómodas, no teme confrontarte.
Te tratará siempre de llevar a más.
Ella es fuerte.
No importa que tanto duela, se va a levantar.
Si no estás a la altura de una mujer de este tamaño, amigo mío, no le hagas perder su tiempo.
Da la media vuelta y ve a crecer. Quizá la vida te de la oportunidad de volverte a poner en el camino a una mujer así, mientras tanto, adiós.

Autor: Desconocido

Quizás también esto podría interesarte:
¿POR QUÉ TE QUIERO?
Me desnudas con tu mirada…
Tú, que tienes libertad para hacer lo que quieras.
Ahora que los sentimientos cogen distancia…
Y un día, sin esperarlo