Poesía

¿ERES SU PRIORIDAD O UNA OPCIÓN MÁS?

¿ERES SU PRIORIDAD O UNA OPCIÓN MÁS

¿ERES SU PRIORIDAD O UNA OPCIÓN MÁS?

Y es que de pronto te das cuenta que todo ha cambiado en tu vida o en la forma que todos te mostraron es el amor, deja de ser un cuento de hadas y se vuele una vida monótona, vacía y sientes que estés con él o no lo estés, eso no importa, no le importa, te conviertes en un mueble más de la casa que en una pareja. Entras en ese dilema de decidir a quién escuchar a tu corazón o a la razón.

Conoces a una persona y te encariñas tanto, te ilusionas tanto que no te das cuenta de diversas situaciones o acciones, que podrían detener esas heridas que sufrirás más tarde y das todo por esa persona, lo digo por hombres y mujeres que cometemos locuras por demostrar a esa persona que la amamos, es muy difícil a la razón cuando el corazón necesita se abrazado con ternura.

Y pasas a darlo todo, esperando algún día recibas lo mismo, pero poco a poco te vas dando cuenta, que esa persona no es la misma de quien te enamoraste y que no eres la más importante para él, sino una más, es ahí cuando empiezas a sufrir, por su desamor y abandono y haces todo, hasta perder la vergüenza y dignidad por merecer tantito de su atención.

El amor es a veces doloroso y no lo digo por el desamor, no, el amor es en sí doloroso porque erróneamente piensas que el amor está más en tu pareja que en ti misma otras veces, eres la segunda opciones alguien más, cuando te metes en una relación de hombre o mujer casados, siempre rogando un minutito de su tiempo, siempre anhelando te amen y pasas a creerlo todo “solo te amo a ti” “pronto le pediré el divorcio” “es que no la soporto, pero están los niños” y terminas dando tu corazón, cuerpo y tiempo por solo promesas, el amor no tiene que ser así ¿no lo creen?

No tienes que ser segunda opción de nadie, porque tú eres única o único, somos irrepetibles y nada, ni nadie tiene derecho a hacerte pensar eres un estorbo o no tan necesario, no aceptes vivir de lo que alguien más te dé en migajas, porque eso es lo que obtienes, simples migajas ¿de verdad necesitas la limosna de alguien para ser feliz? Yo pienso que no, hay una frase que dice “hay muchos peces en el mar” y es cierto.

Porque no alejarse de esas personas y ser feliz lejos de ellos o de ellas, si sé, será doloroso al principio, las cosas del corazón duelen, pero el tiempo, el bendito tiempo lo sana y cambia todo, lo mejora a veces muy lento, pero lo mejora ten lo por seguro un día te levantarás, te miraras al espejo y sonreirás, porque al fin supiste donde realmente está tu felicidad “DENTRO DE TI”.


Autor: Dharius Vidal

Fotografía: Dawid Zawiła

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
– No seas pendeja, si no te pertenece
– Si usted no la cuida vendrá alguien