Poesía

Esa soy yo (La gran mentira)

Esa soy yo
135Leído

Esa soy yo (La gran mentira)

Le dije que se veía guapa y ella se sorprendió porque casi nunca le digo eso cuando se “arregla” y me dijo – Tú diciéndome eso, gracias, que bueno porque esta soy yo -. ¡Qué gran mentira!

Y la desmentí, le dije que no era verdad, le dije que ella no es esa, le dije que ella es la del cabello revuelto por mi manía de retorcer mi dedo entre su melena sin brillo y por el aire que sopla y arruina lo que ella llama peinarse, le dije que es la de ese olor amargo en su boca por las mañanas, le dije que es la que huele a bebé cuando despierta y sabe a ácido cuando la despierto lamiéndole la cara, le dije que ella es esa de los jeans que ve primero en su ropa, de la blusa que nunca se quita, le dije que esa no era ella, le dije que…

Bueno no le dije para no arruinar su momento, pero entre mi pensé, tú eres más bella que ese cabello falso y largo como Rapunzel, que ese labial que pinta tus hermosos y delgados labios, esos que me gustan mucho acariciar, tú eres más bella que esa pintura en tus cejas, es más me gustas más con tu short para dormir y tu blusa agujereada, que con ese short pequeño y nueva blusa bonita, entre mi pensé, tú no eres esa que se arregla como toda mujer necesita y quiere, que cuando sale a la calle todos la voltean a ver y eso no me desagrada, pero no mujer tú no eres esa, tú eres chiflada, dulce, rebelde, la enojona de todos los días, la que tiene la risa horrible ,la que me llena de besos y caricias, tú eres la que me hace sentir vivo todos los días aun sin “arreglarte”.

Tú no eres ella que se ve bonita con esa forma tan buena de arreglarte, tú eres más que eso, es más he de confesar que te ves más hermosa en las mañanas al despertar que cuando “te arreglas”, mujer tú eres la más hermosa cuando sonríes y cuando sonríes…
Esa eres tú.


Autor: Nestor Nava

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
– No seas pendeja, si no te pertenece
– Si usted no la cuida vendrá alguien