Relaciones

La lujuria y la alegría como factores clave en las relaciones de pareja

Pinterest LinkedIn Tumblr

Hablemos sobre los factores clave en las relaciones de pareja que pueden beneficiarte o arruinarla. El deseo y el placer son dos elementos esenciales si una pareja en particular puede disfrutar plenamente del sexo. Este deseo no suele ser el mismo cuando comienza una determinada relación y la pareja ha estado junta durante varios años.

Factores clave en las relaciones de pareja

La rutina suele llevar al hecho de que el placer desaparece gradualmente, lo que repercute negativamente en las relaciones sexuales. En este caso, es importante establecer una buena comunicación con la otra persona para poder resolver este problema y volver a disfrutar de estar en la cama con la pareja.

Necesitas cuidar el placer y el deseo de la pareja

Tanto el deseo como el placer no surgen naturalmente de la persona, sino que surgen como resultado de una serie de factores clave en las relaciones de pareja. El paso de los años y la rutina pueden disminuir peligrosamente el deseo por el ser querido.

Reestimular un órgano corporal tan importante como el cerebro es la clave para recuperar la lujuria y la lujuria por la pareja.

Otro elemento imprescindible a la hora de llevar alegría al ser querido es un poco de intimidad para uno mismo. La falta de esa intimidad en la vida cotidiana tendrá un impacto negativo, tanto en el anhelo como en la alegría que se pueda llevar hacia otra persona en la relación.

La pérdida de la intimidad es lo que hace tan importante el erotismo dentro de la pareja, lo reduce por las cosas malas que conlleva al tener sexo con la otra persona.

Factores clave en las relaciones de pareja que afectan el placer y el deseo

La rutina y la vida cotidiana afectan negativamente el deseo por el ser querido. Esto se puede observar en una serie de factores o detalles:

  • Es grande la convicción de que ya no hay ningún atractivo para la pareja.
  • A nivel físico, la persona deja de cuidarse a sí misma ya que son muchos años juntos y es algo que no importa.
  • Establecer una serie de horarios cuando tengas relaciones sexuales con tu pareja. Fuera de estos tiempos no es posible disfrutar de las relaciones sexuales con la otra persona.
  • El momento del sexo se ha vuelto tan monótono y ocurre por obligación y sin placer.

Innova y reinvéntate en el sexo

Los expertos aconsejan innovación y variedad en los distintos encuentros sexuales y salen rápidamente de la rutina. Es importante dejar volar la imaginación durante el sexo para poder volver a sentir este deseo y placer por tu pareja. Hay muchas personas que no hablan de sexo con el ser querido, y esto suele tener un impacto negativo en el deseo sexual.

Cada parte debe ser abierta sobre el sexo y de esta manera poder mantener una buena comunicación con la pareja. La innovación en las relaciones sexuales es clave y esencial para mantener viva la chispa y el placer para siempre.

Lidiar con la alteridad de la pareja

Las historias en los foros hablan de amores pasados, indiferencia y desesperación progresivas, de desilusión y resignación. A veces también de fases típicas del amor: de la euforia del enamoramiento, en el que los enamorados no pueden separarse y proyectar maravillosas cualidades en el otro; y luego sobre establecer la relación cuando se mude y decida vivir juntos.

Al final de estar enamorado, las proyecciones se vuelven menores. El otro emerge del lienzo y se convierte en una forma. Ahora comienza el enfrentamiento real con la alteridad de la pareja.

Ahora puedes ver las desventajas, la frecuencia del coito disminuye, al mismo tiempo que el vínculo crece a través de la familiaridad y las similitudes. La relación es tranquila. Te hace bien al principio y, sin embargo, a menudo es engañoso porque también te vuelve perezoso y descuidado.

Cuando las parejas han decidido tener hijos suelen tener mucha suerte

Todo será diferente, el bebé se convierte en el centro de atención de la familia y crea un vínculo completamente nuevo entre los padres. Pero después de los primeros meses de intimidad, muchos hombres extrañan el sexo. Las mujeres suelen reaccionar molestas. Eso tampoco.

Poco a poco, el sexo se convierte en una disputa y en un instrumento de poder. En la fase de desencanto de la pareja, una pequeña maldad y falta de respeto se infiltran en muchas parejas. La terquedad, la venganza, la tendencia a culpar y la competencia llevan a numerosas parejas a la abstinencia sexual.

Estas parejas ciertamente no tienen demasiado afecto armónico, aunque varios asesores explican los sentimientos de solidaridad como un factor de riesgo para una vida amorosa plena.

La proximidad no es un asesino del amor, al contrario

Es completamente cierto que el aburrimiento es un efecto secundario de la familiaridad. Pero muchos sexólogos y terapeutas de pareja contradicen con vehemencia la tesis popular de la cercanía como un asesino del amor.

Precisamente no es un exceso de cercanía el responsable de la tregua sexual en muchas parejas, sino por el contrario una falta de intimidad. Existen antídotos que también tienen efectos positivos sobre la sexualidad como pareja.

¿Cómo el equipo vuelve a ser pareja?

Entonces, ¿solo tienes que formar un equipo bien ensayado para amar apasionadamente a largo plazo? Terapeutas conocen a muchas parejas que todavía trabajan bien en el nivel de equipo, pero que apenas tienen más relaciones sexuales.

Ellos ven la capacidad de respuesta y el compromiso como un requisito previo importante para acercarse el uno al otro. El peligro en las relaciones a largo plazo es que los miembros de la misma solo se ven como un equipo o como padres.

Quien descuida lo erótico y solo vive una amistad solidaria, pierde la cohesión de la sociedad. Mientras los padres y la pareja trabajadora viven de la cooperación y la responsabilidad compartida, los amantes solo funcionan a través de la devoción mutua, también en el área física.

Comments are closed.