Poesía

Fuera de tiempo

Fuera de tiempo

Fuera de tiempo:

Llegué después de que te rompieran el alma, después de que sufrieras el peor de los dolores, cuando ya no creías en el amor, cuando tu corazón agonizaba sangrante por su pasado, cuando aún aquella herida se encontraba viva, llegué cuando aún no creías que fuese verdad lo que estabas viviendo… Yo llegué cuando aún estabas enamorada de tu pasado, de tus heridas, de la daga que te atravesó y de su portador…

Llegaste después de la mayor de las decepciones que pasé, cuando apenas creí poder volver a enamorarme, cuando mi corazón apenas comenzaba a latir nuevamente, cuando empezaba a creer en el amor de las demás personas, cuando apenas me había atrevido a abrir las puertas de mi corazón de nuevo… Tú llegaste cuando aún creía que me volverían a romper el corazón de la peor de las maneras…

Llegué antes de que tus heridas sanaran, antes de que tu corazón se levantara nuevamente, antes de que creyeras nuevamente en el amor, antes de que abrieras las puertas de aquellas murallas impenetrables dónde yacía tu amor, llegué antes de que dejaras de llorar por las noches, llegué antes de que volviera a latir tu corazón… Yo llegué antes de que decidieras soltar tu pasado y continuar, antes de que te atrevieras y decidieras volver a arriesgarte a amar…

Llegaste antes de que mi corazón fuese más resistente, antes de que volviera a creer completamente en los demás, antes de que mi amor madurase más, antes de que viviera muchas cosas, antes de que pensara que podría llegar a amar como nunca lo había hecho, antes de saber que tú no me querías como decías… Llegaste antes de darme cuenta que no podría nunca luchar contra un pasado que no querías soltar y que quizá nunca decidas soltar…

Llegué tarde, si hubiera llegado antes de que sufrieras como lo hiciste no hubieras dudado en darme tu corazón…
Llegaste tarde, si hubieras llegado antes de la gran decepción que pasé hubiera buscado mil maneras para luchar por lo que sentí…

Llegué anticipadamente, si hubiera llegado cuando tus heridas hubieran sanado tu pasado no hubiera sido el muro impenetrable que no pude cruzar…
Llegaste anticipadamente, si hubieras llegado después de haber creído que volvería a amar nuevamente y con más fuerza desde el principio hubiera dado todo de mí…

La verdad es que no sé si llegaste antes de tiempo o tardaste demasiado, no sé si llegué prematuramente o si demoré en llegar… Quizá es que nuestro tiempo no fue el correcto o quizá no supimos hacer de ese tiempo el adecuado… Quizá en otro tiempo todo hubiera sido perfecto entre nosotros o quizá lo único que supimos hacer en nuestro momento fue dañarnos…

La única certeza que tengo es que tú y yo pudimos ser el uno para el otro el resto de nuestros días…

Autor: Leonardo D. Bañuelos Márquez.
Entre tinta y papel.

También podría interesarte:
– Ella no es una chica normal
– Se conocieron en el peor momento
– CARTA A MI PRÓXIMO AMOR