Poesía

“Instantes

73Leído

Instantes

Los amantes una noche más compartiendo de la manera más perversa su soledad en la cama,
sabían que la presencia de uno en la vida del otro sería efímera.
Por ello, en cada encuentro se entregaban totalmente no había reglas
o cosa que no intentarán hasta que sus cuerpos desnudos terminaban bañados en sudor;
siempre teniendo tiempo para celebrar entre caricias y besos sin amor.

Él amaba ver como el sudor se deslizaba sobre su espalda,
ella gozaba de dormir en sus brazos antes de partir al amanecer,
puesto que no deseaban compartir el desayuno.

Era abril y gozaban de su sexo, que pena
y nostálgico se volvía aquel encuentro pues se volvería el último,
quizás el edredón sería el único que se preguntaba:
¿Por qué tenían que acabarse aquellos encuentros?
sin embargo, eso no será suficiente para darle continuidad a su historia.

Ellos, conocían la suplencia de su existencia.
De manera que, aprovecharon cada segundo:
besaron, mordieron, estrujaron cada anhelo y espacio de su ser,
antes de aproximarse a su inamovible reemplazo.

Así era la vida de un amante viviendo del momento,
de la versatilidad de sus sentimientos y sentidos,
el placer y el deseo siendo el pan de cada día.
De sexo y placeres sencillos, de eso eran los amantes.

Autor: Helena Blake.
Fotografía: Facebook.com

Quizás también esto podría interesarte:
– Dama de compañía: para un evento único
– Dejémonos de cuentos: Recuerda