Poesía

Las cosas más simple de la vida

Las cosas más simple de la vida y que no cuestan nada son las más maravillosas y valiosas.
La risa de un niño, el abrazo de un abuelo, una llamada de teléfono o una visita inesperada,
una sonrisa, el guiño de alguien importante, un te quiero de la persona a la que amas,
una palabra de apoyo, una canción dedicada, una muestra de cariño, una caricia, una broma,
un café con una amiga, una risa descontrolada…
Unas palomitas y una película en la mejor compañía.

Todas esas cosas, a pesar de ser simples y sencillas, son enormes,
reconfortantes
y son capaces de llenarte de felicidad y alegría.

La vida está hecha de pequeños detalles que esconden grandes sentimientos.