Poesía

Mi amiga es una loca

Mi amiga es una loca

Mi amiga es una cabrona

Ella es única, es la excepción en todos los aspectos,
nunca me dice, “amiga te quiero” lo reemplaza con un “estúpida te amo”,
ella no sabe dar consejos, en su lugar me dice “pendeja ponte lista,
no quiero que luego vengas como una idiota a llorar”.

Sabe cuáles son mis puntos débiles y los ataca de frente,
sabe descifrar mi tristeza entre líneas,
aunque yo la trate de disimular,
me detiene y dice “a ver idiota, que está pasando por tu cabezota”
Siempre tiene los brazos abiertos para consolarte,
aunque diga que no lo hará.

Me defiende como nadie, es mi guardaespaldas,
amenaza a mis galanes y los espanta cuando deduce que son unos patanes.
No hace falta verla, para saber el amor que por mi emana,
yo prefiero llamarla hermana, confidente, compañera fiel de mil batallas,
la otra mitad de mi alma.

Ambas sabemos que nos tenemos,
que estaré incondicional también para ella,
cuando se caiga para levantarla, cuando sufra para animarla,
cuando se quiebre para repararla.

Porque de eso se trata, pese a la distancia y a pesar de ser tan cabronas,
siempre es necesaria esa persona que nos dé un par de cachetadas cuando las necesitemos, que nos recuerden lo que valemos,
que nos soporten cuando hasta nosotras no odiamos.

Cerca o lejos,
física o virtual
ella sin dudar es mi otra mitad.

Autor: Angy Velasco
Fotografía: Sam Manns

Podría interesarte:
– Carta para mí misma
– HABÍA UNA VEZ UNA MUJER COMPLETA