Poesía

Mi prisión

Mi prisión

Mi prisión

Mi prisión es la libertad, porque dejar libres a mis pensamientos es encadenarlos al llanto, ser auténtica es liberar lo que hay dentro de mí, lo que callo, y es esto mismo lo que lloro en las noches en que me encuentro sola y libre.

Si me preguntarán porque, no sabría que responder. Es tal vez el no encajar, no ser como los demás, es el que todo me salga mal, es no cumplir lo que quise lograr. No soy feliz quizás, porque aún sobrevivo de recuerdos, porque le di la despedida a un adiós que no quiere irse, por que quise a la persona equivocada en el momento exacto para caer en depresión, es tal vez por esto que la libertad es mi prisión.

La libertad es mi prisión por que ella me obliga a cumplir cadena perpetua, me obliga a sufrir mis penas, penas que no eran de nadie pero que ahora son las que me sujetan.
Agonizo entre recuerdos y me marchito en el olvido, tengo corazón, solo que roto y completamente destrozado, desvanecido y oscuro porque en él no hay pasión para oxigenarlo.

A solas libre me he dado cuenta de mis tristes verdades, de esas crueles realidades que son como la muerte; incurables.
Me he oxidado, pero no de amar, me he oxidado por no ser amada, mi cuerpo es solo un objeto obsoleto que se marchita por dentro. Ha caducado sin conocer una dulce piel de miel, sin conocer el verdadero placer, mi pupila llena de envidia me comunica el placer ajeno, el de los enamorados, de los que amán y son amados, de los que no conocen la esperanza porque aún no saben que es el fracaso y es justo en esos momentos donde no quiero ser libre, porque si lo fuera rompería en llanto, por qué duele todo esto que callo y siendo libre no alcanzarían los años para llorar y reparar tanto daño.

Autor: Camilita Muñoz López
Fotografía: David Preston

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
– No seas pendeja, si no te pertenece
– Si usted no la cuida vendrá alguien