Poesía

Mientras tú dormías

Mientras tú

Mientras tú dormías,
yo no podía conciliar el sueño,
no podía dejar de pensar en ti y en este amor tan inmenso que siento.
No podía pensar en dormir,
pues esto que siento se impone sobre mí mismo
y toma completo control de todo en mí.

Así que me puse en pie, caminé a mi escritorio
y comencé a escribir. Escribí sobre nosotros,
sobre el día en que te encontré (me encontraste)
y como mi vida cambió por completo, y escribí como el sufrimiento,
la tristeza y mis vidas pasadas tuvieron al fin un sentido razonable y lógico.

Escribí sobre como tu mirada me vuelve el ser más apacible,
y al mismo tiempo me hace perderme de la realidad que me rodea,
y como me hace suspirar y soñar de amor.

Escribí sobre tu sonrisa

Y que es la cosa más bella sobre toda la tierra;
además la luna y el sol le tiene envidia,
porque ella ilumina con tanta hermosura y ternura el mundo que te rodea.

Escribí sobre las palabras, los versos y sobre esas canciones tan bellas que me dedicas;
y cómo logran ser tan atinadas en lo que sientes,
en lo que siento y sentimos en este romance de literatura.
Escribí de cómo te extraño en nuestros silencios,
en nuestras ausencias y en estas noches que se vuelven eternas;
de cómo te extraño amor, y como me vuelvo loco en medio de una agonía sin ti.

También escribí sobre lo que quiero contigo en nuestro futuro.
Quiero vivir a tu lado,
quiero cocinarte por las noches y amanecer a tu lado en las mañanas,
quiero un perro para que juegue con nosotros en el parque,
quiero una hija tan hermosa como tú, quiero bailar contigo en nuestra sala,
y quiero envejecer a tu lado. Lo único que quiero es una vida contigo.

Amor, amor mío, mientras tú dormías yo viví una vida completa a tu lado,
escribí nuestra historia juntos, soñé contigo sin dormir un segundo,
y suspiré hasta que mi alma se quedó tranquila.
Porque mientras tú dormías, yo seguía amándote aún en mis desvelos.

Autor: Jorge M.
Fotografía: Tumblr.com

Quizás también esto podría interesarte:
Vas a comenzar de nuevo, porque eres libre
Antes de conocerte, mi cuerpo está cansado.