Poesía

Muchas veces no tendrás ganas de nada

Muchas veces no tendrás ganas de nada:

Ganas de nada: Los planes se volverán polvo, el fracaso te pegará en la cara
y las personas más cercanas estarán distintas (por no decir distantes.)
Lo que nos hace ser valientes es saber afrontar los malos momentos,
y no quedarnos como víctimas de ellos.
Es muy fácil celebrar el éxito y difícil mirar de frente al fracaso.
Es sencillo amar a alguien y muy fuerte levantar la mano para decirle:
Adiós, que tengas buen viaje, aunque sea sin mí”.
Nos molesta el desprendimiento y es lo único que tenemos seguro en esta vida.
No podemos y no debería estar permitido que seamos tan cobardes como para negarnos a volver a comenzar, para negarnos a exigirnos más como personas.

Para entender que así como es sencillo gastar el dinero, debería ser una regla valorarlo.
Así como nos sumergimos en lo banal deberíamos -como exigencia propia-, analizar lo “normal”, para pintarle el dedo a todos los que te dictan de qué forma actuar y convertirte en robot de tus propios pensamientos.
Deberíamos saber qué queremos y no parar hasta lograrlo.

Deberíamos no ser tan idiotas, no ser tan vacíos, y explorar el universo que nos dice:
“Tú eres el acontecimiento especial de este día”.
Pero a veces, te pesa caminar, sobreponerte a la situación complicada, ir de frente con tus ideales y ayudar a los que piensen distinto.
Es muy fácil ser un imbécil y más fácil acostumbrarte a que no eres nadie.
Pero si eres, y da igual lo que quieras ser, lo inaceptable es que vivas sin querer ser nada.

Lo leí en Mundo Poesía

Quizás también esto podría interesarte:
A LA MÁS BONITA DE TODAS, MI HERMANA
Me apetece brindar