Poesía

Mujeres que son aves

Sé que estás cansada
142Leído

Sé que estás cansada.
Emocionalmente cansada que es el peor tipo de cansancio.
Si tuviste un día físicamente demandante, basta con dormir.
Pero de las emociones, de la pesadumbre que le provocan a uno, no se escapa nadie.

Estás seca, sentimentalmente seca.
Algunos hombres no entienden que las mujeres sienten exactamente lo mismo que nosotros pero de manera amplificada.
No entenderían que estés así.
Que de tanto sentir de vez en cuando hace falta un descanso.
Qué pides que no te abracen, que no te besen, que no te hagan el amor por un rato.
Eso lo entiendo y te doy tu espacio.
Que de sentir tanto de vez en cuando uno se cansa.
Conozco tu cansancio más que bien.
Más o menos por estos días murió tu padre.
También tengo guardado en el calendario otros días tristes.
Días en los que estabas apunto de romperte pero no lo hiciste.
Los tengo guardados por ahí para darte tu espacio.

Esos días salgo a la calle y me compro un libro.
Trato de estar la mayor cantidad de tiempo fuera y no porque no quiero estar contigo,
sino porque no lo necesitas. Son batallas tuyas, recuerdos tuyos.

Tenemos derecho a ser frágiles, a rompernos.
Una vez rota me encantaría ayudarte a juntar tus piezas.
Pero la única persona que sabe dónde va cada cosa en tu vida eres tú.
Y ahí me ves haciendo lo único que puedo hacer.
Te beso la frente y te digo que todo irá bien.
Nada más puedo hacer.

Estás cansada, emocionalmente cansada.
No quieres amar ni quieres que te amen por un rato.
Eso no te lo puedo cumplir pero lo intento.
Intento amarte en silencio y dejo estas semillas en mi pecho,
dejando germinar estas ganas de gritar hasta que
ya no estés fatigada para que pueda nacer este gesto llamado poema.

Autor: Carlos Cortés| Mujeres que son aves
Ilustración de Atey Ghailan

Quizás también esto podría interesarte:
Carta de un padre hacia su hija, su vida.
Antes de conocerte, mi cuerpo está cansado.