Poesía

No lo extrañas, solo son los momentos vividos

No lo extrañas, solo son los momentos vividos

No lo extrañas

No extrañas a ese hijo de puta
extrañas los momentos
que pasaste con él
extrañas los detalles
los besos
el sexo
pero no lo extrañas a él
tú lo que extrañas
es una farsa
una mentira que buscas creerte
quizás extrañas a ese hombre que fue
aquél del que te enamoraste al principio
pero ese hombre ya no existe
ahora es un pendejo
y tienes que aceptarlo
extrañas los apodos que te daba
los chistes y las bromas
que sólo ustedes entendían
echas de menos esos lugares mágicos
que sin él son sólo espacios sin sentido
extrañas que te regale flores
o que llegara de sorpresa a tu casa
también extrañas
la forma en la que te hacía el amor
y esa habilidad tan suya
de sacarte de tus cabales
porque hay que aceptarlo
si no cogiese bien
no estuvieras tan melancólica
y puede que sea el alcohol
en los viernes de borrachera
el desencadenante de tanta melancolía
pero yo vengo a decirte
que no lo extrañas
así que guarda ese teléfono
y no le llames aún
escúchame primero
¿extrañas también las peleas
y esa indiferencia
que poco a poco fue acabado contigo?
¿Extrañas acabo
al tipo en el que se convirtió?
tú no extrañas a ese hijo de la chingada
extrañas a la mujer que fuiste con él
esa mujer
que se levantaba con una sonrisa
que creía ingenuamente
“este es el bueno
este es
el amor de mi vida”
extrañas cuando hablabas de amor
y te brillaban los ojos
en realidad
lo único que extrañas
es a ti
antes de que te mandara al carajo
y te fallara
y te dejase sola cuando más lo necesitabas
así que deja de llorar por ese tipo
tú no estás para llorar por cabrones
puede que pienses que lo extrañas
pero sólo extrañas una mentira
ya verás
saldrás adelante
así que extraña
sufre ahora que puedes
llora todo lo que puedas
emborráchate
pues al fin de cuentas
tú volverás a ser esa gran mujer
y él
siempre será un pobre pendejo.

Autor: Carlos Cortés
Fotografía de freestocks.org

Quizás también esto podría interesarte:
– Nunca debí acostumbrarme a ti, ¿sabes?
– ¿TODO ESTO, QUIERES PERDER?