Poesía

No quiero que el mundo termine

No quiero que el mundo termine

No quiero que el mundo termine

No quiero que el mundo termine, no quiero que la vida se extinga, que el sol se apague sin haberte encontrado. No quiero morirme, dormirme en el olvido, convertirme en cenizas sin haberte sentido antes. Hoy más que nunca necesito saber que existes, que en algún sitio habitas aguardándome, que aún nadie bebió de ti, lo que era para mí y que tú también crees, con la boca seca y el alma abarrotada de amor para dar.

¿Sabes? Yo no soy de las que piden mucho, yo simplemente necesito saber que el amor no es una mentira o un simulacro, que en verdad vendrá ese “alguien” a llenarme las manos vacías, que se recostará a mi lado a mirar el techo y besará mi piel con espinas. Necesito saber que hay alguien que no se cansará de mí tan fácil, que no me dejará llorar a raudales en silencio mientras la esperanza se me hace trizas.

Quiero un corazón que también quiera verme amanecer, que no tenga miedo a enloquecer, a acompañarme, a empaparse los pies, los días y las ganas con mi amor. Quiero una vida que vibre a mi lado, una vida a la que le importe mi vida, mis gustos, mis miedos, las cosas que prefiero y las que odio.

Si estás, si puedes leerme, si existes, búscame; dime que tú también necesitas un pecho donde descansar, que también traes la mirada cansada y las mariposas hambrientas. Ven abrázame, arranca de raíz toda tristeza y quédate.

Si eres real tienes que saber que yo también lo soy, que soy pobre de ti, que me haces falta. No quiero que mi vida termine sin haberte amado antes.

Autor: Amy Rodríguez
Fotografía: Rina Miele

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
– No seas pendeja, si no te pertenece
– Si usted no la cuida vendrá alguien