Creciendo juntos

Consejos para manejar el pensamiento positivo sobre ti

Pinterest LinkedIn Tumblr

¿Te resulta difícil tener un pensamiento positivo sobre ti o de la crisis actual? Con estos consejos y ejercicios puedes aprender a pensar de manera positiva sobre ti y lo que te rodea.

Piensa de manera más positiva a través de la atención plena

Cuando se trata de pensamiento positivo, muchas personas inicialmente ponen los ojos en blanco. La razón es un malentendido de lo que eso realmente significa. El pensamiento positivo no significa simplemente bloquear todo lo negativo.

Y ciertamente no significa pasear por el mundo con lentes color de rosa en la nariz, embelesado y desprovisto de cualquier percepción de la realidad.

El “pensamiento positivo” está estrechamente relacionado con términos como conciencia, autorreflexión, percepción de uno mismo y de los demás, por nombrar solo los más importantes. Si le damos un título a estos términos, terminamos con “atención plena”.

¿Qué dicen los expertos sobre el pensamiento positivo?

La mejor y más clara definición proviene de Jon Kabat-Zinn, profesor emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts en Worcester. Enseña meditación de atención plena para ayudar a las personas a afrontar mejor el estrés, la ansiedad y las enfermedades. Describe la atención plena como

“La conciencia que surge cuando alguien a propósito y sin juzgar, dirige toda su atención a la experiencia momento a momento”.

Estas experiencias incluyen tanto nuestras percepciones sensoriales, es decir, lo que percibimos desde el exterior, como nuestros propios pensamientos y sentimientos, que es lo que percibimos desde dentro. Los maravillosos efectos secundarios de esta técnica son una calma y serenidad interior y la capacidad de saborear hermosos momentos en toda su plenitud.

Las personas que practican la atención plena con regularidad (más de 100 estudios científicos lo han demostrado hasta ahora) se sienten más seguras de sí mismas y emocionalmente equilibradas, menos ansiosas y menos estresadas. Su capacidad para concentrarse es mejor, al igual que su sistema inmunológico.

Unsplash by Noah Silliman

Cómo el pensamiento positivo afecta tu vida

El pensamiento positivo tiene muchos beneficios para tu salud y tu vida:

  • Centrarse en las cosas buenas te hace feliz.
  • Quien ve las cosas malas, los peligros y los fracasos se queda calvo como paralizado. El pensamiento positivo te permite actuar y te asegura que siempre puedas levantarte y seguir adelante.
  • Pensar positivamente te hace más saludable: Aquellos que creen en su curación tienen muchas más posibilidades de vencer incluso enfermedades graves.
  • El optimismo es un requisito previo importante para el éxito profesional y personal.
  • Si practicas la atención plena por sí mismo en relación con el pensamiento positivo, aprenderás una segunda lección importante: tú eres el dueño de tus pensamientos, puedes decidir por sí mismo en cierto punto. ¡Eso abre posibilidades completamente nuevas!
  • Una visión positiva de sí mismo y de tus éxitos fortalece la confianza en ti y la autoestima.
  • El pensamiento positivo te abre a cosas nuevas y te ayuda a ampliar tus horizontes.
  • Se ha descubierto que los órganos sensoriales de las personas de mentalidad positiva funcionan mejor. El pensamiento negativo parece llevarnos a “hacer la vista gorda” no sólo en sentido figurado.

Consejos y ejercicios para el pensamiento positivo

  • Date cuenta de que las cosas no son positivas o negativas per se

Es principalmente nuestra evaluación subjetiva la que hace que las cosas sean positivas o negativas. Lo feliz y exitoso que seas depende de la calidad de tus pensamientos. No importa cuál sea su situación, siempre hay dos caras de una moneda. Y puedes optar por mirar lo negativo o lo positivo. En última instancia, puedes obtener algo positivo de casi todas las situaciones de la vida.

  • Concéntrate en lo que puede cambiar

Mucha gente desperdicia toneladas de energía y pensamientos en cosas y situaciones que no pueden cambiar. Reflexionan sobre su pasado y se pelean con su destino. Centrarse en circunstancias que no puede cambiar es un gran problema. Porque en estos momentos no actúas, solo reaccionas.

Y eso conduce automáticamente a pensamientos negativos y bloqueos internos. Entonces, en lugar de concentrarte en lo que no puedes cambiar, concéntrate en lo que puede influir. Esto te ayudará a pensar en buenos pensamientos mucho más rápido. Un viejo dicho lo resume:

  • Que tenga el valor de cambiar las cosas que puedo cambiar;
  • La serenidad de aceptar cosas que no puedo cambiar;
  • Y la sabiduría para distinguir unos de otros.

A veces es útil buscar apoyo para una evaluación realista y lo más objetiva posible de la situación. Pregunta a tus colegas, amigos o tu pareja cómo valoran tu ámbito de acción en la situación. Si no hay nadie alrededor para preguntar: Trata de ponerte en la perspectiva de los otros participantes y pregúntate cómo verían esta situación. O imagina que viste la situación en una película. ¿Cómo lo juzgarías entonces?

  • Aleja tu atención de los pensamientos negativos

Existe una interacción entre pensamientos y sentimientos. Para ponerlo en un estilo un tanto grabado en madera: los pensamientos positivos crean sentimientos positivos y los sentimientos positivos crean pensamientos positivos. Pero los pensamientos positivos no solo te hacen sentir más feliz.

Los últimos hallazgos científicos muestran que una mentalidad positiva también puede hacer que tenga más éxito a largo plazo. Y viceversa: si descubres que estás lidiando con preocupaciones, miedos, autorreproches u otros pensamientos negativos nuevamente, entonces pon un alto enérgico en tu mente y vuelve a otras cosas.

Los sentimientos negativos estrechan tu mente y concentran en extremo tus pensamientos. Tu enfoque está solo en esta situación y puedes correr el riesgo de terminar en un “trance problemático”.

Unsplash by Alex alvarez

Sonríe

“Sonríe en el espejo. Haz esto todas las mañanas y notarás una gran diferencia en la vida”, dijo Yoko Ono, ex compañera de vida de John Lennon.

Los investigadores han descubierto que una expresión positiva en tu rostro libera hormonas de la felicidad al mismo tiempo. El cerebro parece obtener información sobre cómo le está yendo a través de los músculos de la cara.

Cuando las personas sonríen, automáticamente se sienten más felices, incluso si la sonrisa no es real. Así que levantar las comisuras de la boca automáticamente te hace sentir mejor. Eso significa: también hay una interacción entre cuerpo y mente.

Comments are closed.