Poesía

Perdí la cuenta de las botellas

Perdí la cuenta de las botellas
que llevaba
perdí la cuenta de los
días que llevaba ahí encerrada
envuelta en cigarrillos
entre recuerdos, llanto y humo que me daba una atmósfera de olvido.

Estaba llorando cómo nunca
estaba llorandole cómo a nadie
estaba viviendo el mayor de mis fracasos…

Después de todo aquella cabrona no resultó ser tan entrona,
la estaban haciendo mierda
cómo a la mayor de las pendejas.

Pero bueno, está bien
por el momento viviré el duelo.
Le lloraré un poco
para que luego no se queje el pendejo
de que no le sufrí cuándo se marchó.

Sé que superaré esto
y cuándo lo haga
me va a quedar corto
Satanás y todo su mismísimo infierno.

Sandy Luna