Poesía

Podría cerrar los ojos y volver a sentir tus labios

Podría cerrar los ojos y volver a sentir tus labios,
como la primera vez; aquel primer beso frente al mar y en pleno atardecer.
Podría escribir sobre ti, como cuando no sabía que existías y simplemente te esperaba.

Podría dedicarte miles de poemas, como aquella noche en la torre; tú tan silencioso y yo tan ruidosa.
Podría dedicarte mis más profundas canciones, aquellas que logran quebrarme.
Podría darte mis tiempos, incluso si son pocos.

Podría darte mis mejores momentos y podría regalarte mis sonrisas,
para que me recuerdes cuando todo sea invierno.
Podría abrazarte y acariciarte el alma, podría quedarme mirándote tiernamente y reafirmar,
una vez más, que eres el hombre de mi vida.
Podría compartir mis pequeños logros contigo
y planear mi futuro junto a ti.
Podría dejar que me reconozcas con tan solo percibir mi aroma
y podría tomarte de la mano al caminar.
Podría regalarte mis libros favoritos, para que en cada página me encuentres,
nos encuentres.
Podría mirar la luna esta noche y tener la esperanza de que la estás mirando también,
para así saber que no soy la única que te extraña.
Podría hacer muchas cosas contigo y guardarlas en la memoria de mi corazón,
pero hoy no logro dejar de pensarte ni de reconocerme en tus ojos, en tus caricias ni en tus besos.
No dejo de mirar mi reflejo en ti y lo único que entiendo es que te amo sin ningún límite,
que te amo infinitamente.

Autora: Lorena Bolo
Quizás también esto podría interesarte:
Y dónde estás ahora que necesito un abrazo tuyo
Recuerdo cuando podíamos con todo