Poesía

Preguntas más absurdas: ¿qué edad tienes?

Preguntas más absurdas

De las preguntas más absurdas que nos pueden hacer en la vida es qué edad tenemos, porque no nos da ninguna pista de a quién tenemos delante.
Yo la verdad es que no sé ni me importa, porque lo importante no es cuantos años tenemos, sino en cuántos de ella hemos vivido. Yo prefiero decir que tengo 48 miradas en la calle que me han hecho sonreír. Tengo tres “te quiero” suicidas que dije sabiendo que quién tenía delante no me quería a mí.

También tengo diez abrazos inolvidables, cinco de ellos irrepetibles porque quién me los dio ya no está.
Tengo unos 35 “lo siento” de cuales 6 jamás me perdonaron.
2 noches de hospital al lado de alguien que me importaba y 19 madrugadas pensando en una persona a quien no le importaba yo, 6.300 besos, pero sólo me acuerdo de 7, 4 veranos que fueron infinitos y 9 inviernos demasiado fríos y solos.

Tengo 25 noches sin dormir y algunas lágrimas gastadas en cosas que no importaban. También tengo 1 lágrima muy amarga invertida en algo que merecía llorar durante años, 150 carcajadas de esas que hacen que te falte el aire y 13 sonrisas falsas, 7 deseos de infancia que se dan de boca con las promesas que nunca cumplí, 5 consejos recibidos que entendí mucho tiempo después, unas 24 camas donde me acosté sin querer estar y 4 donde hubiera matado por despertar.

Errores que volvería a cometer

Tengo 3 errores que volvería a cometer y 2 de los que me arrepiento mucho, aunque sólo un poco.
Tengo miles de cenas… pero pocas como aquellas 4.
Y tengo 32 escalofríos que me han recorrido todo el cuerpo.

Tengo 100 conciertos, 1000 películas, y no soy capaz de recordar la cantidad de canciones que pasan por mis oídos cada día.

Tengo millones de tardes con mi patín y amigos viendo como pasa la vida, 700 tardes más recordándolas unos años después, 5 adioses. En dos de ellos nunca quise despedirme en realidad. Tengo tantas cosas por decir que nunca diré y tantas que me tendría que haber callado…
Para quien quiera saberlo, esa es mi edad.
Y no tengo ni puta idea de en cuantos años cabe eso.

Autor: Desconocido

Quizás también esto podría interesarte:
¿A qué llaman vivir?
La preciosa carta de amor que Paul Newman le dedicó a su mujer Joanne Woodward el día de su boda: