Poesía

Qué maravilloso hubiera sido llegar a viejos amándonos

Qué maravilloso hubiera sido llegar a viejos amándonos

Qué maravilloso

Qué maravilloso hubiera sido
llegar a viejos amándonos, abrazándonos y diciéndonos
a diario que somos lo mejor
que nos pasó en la vida…

Ese fue mi sueño cuando tomamos
la decisión de unirnos en matrimonio
y jurarnos estar juntos hasta que la muerte nos separe…

Ahora con dolor en mi alma
y lástima por ti acepto que eso
jamás será, tus actos, tus malos tratos, tus infidelidades, tus humillaciones
que soporté durante muchos años
por un amor ciego que sentía por ti, terminaron con ese bendito amor,
con ese respeto que hubo,
con esos deseos de envejecer juntos
tomados de las manos…

Ahora lo único que hay es un cariño,
Sí, por ese amor que sentí por ti,
eres el padre de mis hijos y aunque
de pronto me siento muy molesta
por alguna circunstancia no puedo ni debo odiarte pues te amé y mucho.

Tal vez sea contradictorio pues dicen que quien de verdad ama perdona todo, pero también es cierto que quien ama
no engaña, no humilla, no es infiel,
yo lo perdoné y lamentablemente
tú te acostumbraste a eso
y en vez de dejar de hacerlo seguiste como si el perdón fuera un permiso
para que continuaras haciéndolo…

También dicen que nadie sabe
lo que tiene hasta que lo pierde
y es mentira, sí lo saben,
sólo que piensan que nunca lo perderán…

Tal vez sí lleguemos a viejos juntos,
pero no tomados de las manos
como fue mi sueño,
tal vez juntos continuemos
hasta que muramos,
sólo que ya no será amándote,
tú ahora dices amarme inmensamente pero mi amor hacia ti se terminó
y no puedo hacer nada para amarte nuevamente, todo lo sucedido
me ayudó a darme cuenta
de que no todo lo que uno sueña
se hace realidad,
renací de las cenizas en que me convertiste y aprendí a amarme,
a respetarme a que pese a todo
debo ser fuerte y sí ¿por qué no?

Llorar, pero después limpiar mi rostro
y salir al mundo con más fuerza
y ganas de seguir adelante.
Que maravilloso hubiera sido llegar a viejos amándonos…

 

Autor: LETY V. Z
Fotografía: Alex Suprun

Podría interesarte:
– Jamás te avergüences del amor que a tu manera das
– Cómo y en qué forma decimos te quiero sin decirlo
Él ME QUERÍA