Poesía

Quería que supieras

Quería que supieras

Quería que supieras lo sexy que eres,
y cuando digo sexy no es por tu cuerpo,
estoy hablando de la química que tenemos
de la forma en que me miras
y me haces sentir un ser maravilloso
de cómo tu presencia provoca desorden
en cada átomo de mi cuerpo.

Quería que supieras que tus inseguridades
son pequeñas cerca de la certeza que tengo
de lo hermosa que eres.
La forma en la que juegas
con tus manos sobre mi cuello,
o como tu sonrisa contagia todo a su alrededor.

Quería que supieras que eres única
especial, espectacular, increíble.
Ninguna perfección se compara
con tu perfección de ser tú misma.
ya sabemos que el mundo es cruel
y nos mienten todos los días
ellos quieren que seas como ellos
pero por favor, sigue siendo tuya,
que no te importe si usas 38 o 46
si pesas 60 o 80 kg
si usted tiene 1,50 o 1,80 de altura.

Lo que realmente importa
es que te veas hermosa para ti,
sé que me enloqueces
por tu personalidad, tu audacia
y tu forma sexy de besar ahí…

Por favor, señorita, no apague las luces
porque incluso en la oscuridad
podría ver el brillo que hay en ti.
Deja que te vea, déjate admirar
Tocar los detalles que odias
sin tener idea de cuánto los amo.

Porque todo esto es parte de ti
te has construido así,
absurdamente hermosa.
Me revuelta el hecho de que intenten anular su belleza
para vender revistas con cuerpos diseñados
y corregidos virtualmente
O cuerpos que no son nada más que cuerpos
Sin alma y sin brillo
Sin amor y sin vibración.

¡Quería que supieras lo sexy que eres!
¡Carajo! ¡Qué hermosa eres!
Quería que supieras
que con las luces apagadas o prendidas
tú eres hermosa.

La belleza de los girasoles marchitos, Ron Israel.

Fotografía: WeHeartIt.com

Podría también interesarte:
Lo imaginaste, lo soñaste
Le haces el amor, ¿y qué sigue?