Poesía

SI DEBO HABLARTE DE ELLA

SI DEBO HABLARTE DE ELLA

Lo siento amor pero amo a otra persona y no es que no te quiera, es solo que con ella encontré tantas similitudes al amor que siempre busque, la verdad no puedo mentirte, tampoco puedo amar a dos, tengo que decirte adiós, al final de cuentas y sin ánimo de lavar mis culpas fuiste poco a poco llevándome a ella.
Gracias a todas tus peleas, a tus reclamos a diario, a querer que estuviera y viviera para ti y no existiera nada ni nadie más que en tu en mi vida, apareció ella.

Si te engañe con ella, te fui infiel con ella, porque deje de amarte como te amaba y aprendí a amarla a ella en el proceso, porque cuando me subías y bajabas, me hacías caer al suelo, aparecía ella para tomarme de la mano y enseñar a levantarme, para aprender a decir basta, supérala, supérate… avanza.
Las veces que me dejabas solo por uno de tus comunes berrinches existenciales apareció la poesía, las letras y palabras para acompañarme y gracias a ella encontré a la persona que me motivó a escribir de la vida, las pasiones y no solo del desamor y las malditas rutinas.

Y es que, como no enamorarme de esa persona que no me abandona y con su sombra pisa mis pies… esta persona me ama realmente, ama la persona que soy, me impulsa, me hace creer en mí y cree en mí, no cree en que no sirvo para nada al contrario mis triunfos son sus triunfos me dice y está orgullosa de mí, de mis letras y la forma en que mis sueños los comparte conmigo me hace amarla más cada día, si amor seré franco la amo más que a ti y ella me ama a mí, sin ánimo de ofender con ella encontré miles de cosas que no encontré a tu lado, por ejemplo lealtad, esta persona tiene el alma rota sí, pero eso no le impide amarme al contrario toma como ejemplos sus fallas y me ayuda a que no falle yo, ella siempre está ahí para apoyarme, para tenderme un abrazo y reconfortarme.

Lo siento amor mío, sé que te lastimo pero ya no puedo mentirte, con ella he aprendido tantas cosas que deje de aprender contigo, me ha fortalecido, quiero superarme por ella, quiero demostrar a ella que puedo tocar el cielo con las puntas de mis dedos, contigo siempre me sentí atado, encadenado a tus chantajes y a esa forma de amar tan egoísta que tenías, con ella respiró tranquilo , en paz ,puedo caminar libre, correr o hasta volar, con ella no soy ese pájaro prisionero en una jaula falsa de dorada felicidad, con ella no me siento como contigo amor, con ella aprendí a amar y no a odiar los días porque aun me levanto respirando… lo siento amor, pero amo a alguien con más fuerza de la que te amé a ti algún día y por ende debo decirte adiós, porque no puedo seguir engañándote… conmigo mismo.

Autor: Dharius Vidal

Quizás también esto podría interesarte:
– Me voy a hacer el amor a mi misma
– Nuestra relación era estable y sincera