Poesía

Si te dice “te quiero” que te diga primero para que…

Si te dice te quiero que te diga primero para que

Si te dice “te quiero” que te diga primero para que…

Qué feo que seamos la generación del “somos novios pero no somos novios.” Es triste ver cómo pareciera que a todo el mundo le aterrara la idea de formalizar y tener algo increíble con una sola persona. Pero por qué, a qué le temen… ¿a qué les rompan el corazón?, ¿a qué los quieran bonito?, es feo estar en medio de ese “no sé qué somos” porque ya llevan rato saliendo pero ni son novios, ni son amigos, pero si son novios, son amigovios ¿me entienden?

Y la verdad es que la cosa es así, “es que no estoy listo”, “es que no puedo”, “es que me equivoqué”, “es que no quiero hacerte daño”, “es que sí pero no”, y otros mil “es que” que al final se resumen en esto; ES QUE… ES QUE… ¡ES QUE NO QUIERE!, vivimos pobreteando y siguiendo el jueguito de las excusas de alguien para no estar al cien por ciento con nosotros y nos repetimos mil veces en la cabeza “pobre, si me quiere, pero yo no la entiendo”.

La realidad es que si alguien de verdad quiere estar con nosotros, lo hace, y no hay más. Así de fácil, sin tantos enredos, sin tantas mentiras, sin tantas excusas y mentiras…

Y ahora sé lo que quiero, quiero y merezco, una pareja que sepa lo que tiene de la mano, que me valore y se esfuerce todos los días por mí. Y no, no quiero una Chuck and Blair relationship, pero si quiero algo súper, una relación que me llene y agite el corazón, con quien pueda hablar libremente de todo y sin miedos de ser yo. Me cansé de amores a medias y a ratitos, de ligues eternos, de me gustas, de somos novios y estoy contigo hasta que hagamos el amor, de amores pobres, ya no quiero más de esa basura de… “no sé qué somos”, sé perfecto lo que valgo y lo que puedo dar por alguien que me interesa, así que no pienso aceptar menos de la mitad de lo que doy.

Quiero ir al cine, a cenar, a caminar, y hasta de antro, fotos lindas con esa persona en Instagram, y que no sólo sea yo gritando al mundo que estoy enamorado, quiero quién se gane mis besos, mis letras y hasta mi cuerpo si quiere….

Si yo le voy a entregar mi vida, mi corazón y mi cuerpo a una persona, tiene que ser porque lo vale. Algo en lo que los dos nos esforcemos muchísimo por lo que estemos construyendo. Porque de verdad que es lindo encontrar a quién complemente tu sonrisa, que aprenda a quererte tal cual eres. Con defectos, imperfecciones, y siendo la única versión de ti.

No existe persona confusa o asustada, ni trágicamente afectada por el pasado, y tampoco necesitada de ayuda. Las personas se dividen en dos categorías; Las que quieren y las que no. El resto es excusa.

Autor: Valeria Perez
Fotografía: Adriana Velásquez

Quizás también esto podría interesarte:
– Te amo, pero te dejo si es necesario.
– Decía mi abuela: Cuando una mujer se sintiera triste.