Poesía

Sí te voy a dejar, pero…

Sí, sí,
sí te voy a dejar, pero las piernas sin ganas de caminar
sí, sí,
te voy a dejar, pero sin miedo de que te quieran bonito
te voy a dejar, pero los muslos adoloridos
y te voy a dejar
toda mordisqueada por los hombros
los labios hinchados de tanto beso
el perfume del sol cosechándose en tus poros
te voy a dejar sin angustia,
vas a renunciar a los tormentos
que quisieron hospedarse en tu rutina,
le vamos a cambiar el nombre
a todos los planetas
haremos un plantón frente a la aurora
y ya no será difícil
hacernos de un palacio en las nubes
sí, sí
sí te voy a dejar, cartas en la puerta
y una que otra palabra
que te haga no perder rumbo
sí, sí
te voy a dejar en tu soledad
cuando me lo pidas
y podrás regresar sin excusa
porque cada ser humano
necesita su espacio de vez en cuando,
sí, sí
te voy a dejar
que me conviertas en tu lugar favorito

— Te vuelvo a ver en Morelia, Quetzal Noah