Poesía

Dama de compañía: para un evento único

82Leído

Solicito dama de compañía.

Estoy solicitando dama de compañía para un evento único y muy importante,
la mujer que solicito debe de tener las siguientes características:
Lo primero es que sea hermosa, no me importa si tiene lindas curvas pronunciadas o tiene algunos kilos que le sobren, si mide 1.50 o 1.75, si tiene una tez de color de la leche o del carbón,
si tiene ojos del color de la esmeralda, zafiro o si son del color de la madera,
si su cabello tiene el color del oro o del petróleo,
lo único que quiero es que sepa que es hermosa por ser quien es, que sepa que vale mucho,
en fin quiero una mujer que sepa lo bella que es por el hecho de ser ella;
debe ser honesta, principalmente con ella;

Directa

Con sentido del humor,
que sepa reír no importa si tiene risa delicada o si se oye a cuadras;
no debe estar muy cuerda ni muy loca,
busco una mujer que se atreva a cometer locuras de vez en cuando,
debe ser única, autentica, que no le importen las apariencias,
que le importe más su felicidad que lo que digan las demás personas,
que le guste leer, que le guste charlar, que le guste mirar el cielo,
que le guste el mar, la luna, el atardecer;
debe ser libre, que sepa luchar por quien quiere, que sepa que el amor es de dos
y los dos luchan, que sea capaz de mirarme y sentirse agradecida de estar con quién más le quiere; estoy buscando a una mujer de verdad…

El evento tan importante y único para el que estoy solicitando a tal mujer es para la vida misma, solicito una dama de compañía que sea capaz de estar conmigo toda la vida, no busco el acompañamiento de un par de horas, ni un par de semanas, sino de los largos años de mi vida, los pocos o muchos que estos sean. Si tienes estás características no dudes en contactar conmigo, puedes localizarme fácilmente, en las mañanas estoy dónde el sol abraza a las montañas, en la tarde me encuentro bajo la sombra del árbol más alto y en la noche hallo dónde la luna y el mar se besan…”.

Autor: Leonardo D. Bañuelos Márquez.
Entre tinta y papel.

Quizás también esto podría interesarte:
– ¿A qué llaman vivir?
– Puede que yo sea la única persona sobre la faz de la tierra