Poesía

Te estoy soltando

Te estoy soltando

Te estoy soltando
y ni siquiera te has percatado,
he decidido hacerlo en silencio
no me gustan las despedidas ruidosas, mi “amor” por ti a muerto de cansancio, fue agotador arrancarme las espinas de tus rosas, te devuelvo las esposas me quedo con mis versos y el amargo de tus besos.

Tu falta de sesos me han llevado a la locura ya no soporto más esta tortura, he roto las ligaduras que me ataban al martirio de vivir contigo en un completo exilio, bruta por el destello de tu falso brillo no me percataba de lo que había más allá del humo de tu cigarrillo, no sois más que un capullo fanfarroneando lleno de orgullo.

¡Vaya tontería la mía! 

Permitirte hacerme vivir en agonía, pero ha llegado ese día en el que saldré victoriosa y no podrá herirme tu daga ponzoñosa, nací para volar alto, para que todo el mundo escuche mi canto.

Esta Alondra emprende el vuelo, no caeré más de nuevo en tu juego, basta de alimentarte el ego,
¡Por mi muérete no funcionará más tu señuelo!

Autor: Stephanie Sauceda
Fotografia: photo-nic.co.uk nic

Podría también interesarte:
– Lo imaginaste, lo soñaste
– Le haces el amor, ¿y qué sigue?