Parejas

Tres síntomas que muestran que el amor se acabó

Foto: kelly Sikkema

Tal vez no han tenido lugar una conversación donde se diga de forma definitiva ¡Se acabó! Pero tal como Hansel y Gretel fueron dejando caer migas en el bosque, una relación que va rumbo a la separación está llena de pequeños detalles que son los síntomas que muestran que el amor se acabó.

Tal como cantan Los Cafres de Argentina: “Si el amor se cae, todo alrededor se cae” cuando el amor en una relación de pareja se acaba, lo que han construido ambos se acaba de a poco y el deterioro se va notando en pequeñas acciones que no pasan desapercibidas.

¿Quieres saber cuáles son esos tres síntomas que muestran la muerte del amor? Te invito a seguir leyendo.

Hay cosas que hieren más que los golpes

Las palabras frías son un golpe más certero al corazón que cualquier obscenidad que se te venga a la mente, a veces la lejanía reflejada en las palabras puede ser capaz de matar más sentimientos que un golpe físico.

También puede ser la muestra de que los sentimientos ya están muertos y no hay vuelta atrás, en ese caso quien recibe este tipo de trato lejano, hiriente, cortante, siente como si le arrancan el corazón de a poco.

La indiferencia se hace parte de la cotidianidad

Si sientes que no te importa nada o que por el contrario, todo te importa más que tu relación de pareja, es un síntoma inequívoco de que el amor está muriendo.
La indiferencia en una relación de pareja es un mensaje claro que indica: “vales tan poco para mí, que todo me importa más que tú”.

Esta es una muestra de desconexión total entre los miembros de la pareja, es lo opuesto a lo que sucede en una relación donde el amor y la armonía son las reinantes y lo único que quieren es estar juntos.

Si el móvil, el trabajo, los amigos, la carrera, los estudios y un sinfín de actividades están siempre por delante, la relación queda en último lugar, es hora de evaluar si realmente hay amor, porque los hechos muestran que no.

Sientes que das más de lo que recibes

La filosofía de muchas personas es dar sin recibir nada a cambio, dicen que así se aprecia más lo que se recibe. Pero la verdad sea dicha, nadie se entrega sin esperar una recompensa.
Darse entero, en cuerpo y alma es una muestra de amor, pero también en el fondo lleva consigo un mensaje: me entrego a ti porque también quiero tenerte.
Si esto sucede, te entregas y das sin esperar nada a cambio, y en realidad no recibes nada a cambio o sientes que lo que recibes no se corresponde con tu nivel de entrega, es posible que haya uno que ame más… o que sea uno solo el que ame.

Las parejas que se aman, se respetan, se toman en cuenta, se admiran, tienen objetivos juntos, se tienen como una de las prioridades más importantes en la vida, se comunican, se extrañan, se entregan. Si sientes que algo de esto falta en tu relación de pareja es hora de revisar qué sucede, conversar es la mejor opción, tal vez el amor no ha muerto del todo y de una pequeña llama pueda resurgir algo bueno nuevamente.

📸:  Kelly Sikkema