Poesía

TÚ, MI DESEO PREFERIDO

TÚ, MI DESEO PREFERIDO

TÚ, MI DESEO PREFERIDO

 

Dicen por ahí, que si encuentras un diente de león debes cerrar los ojos, pedir un deseo, soplar sobre sus semillas con todas tus fuerzas y entonces lo que hayas pedido se cumplirá.

Recuerdo que yo era una niña cuando encontré uno, lo tomé en mis manos, cerré mis ojos, y le pedí el deseo, luego lo dejé volar y no supe más hasta hoy.

Podría interesarte: HOY TOCA PEDIRSE PERDÓN

A veces creo que es verdad lo que dicen y que lo que le pedí me lo cumplió, que ese era el diente de león indicado, en el lugar correcto; que coincidió conmigo para que yo coincida hoy con vos, si con vos, porque lo que le pedí fue un gran amor, y aquí estás, porque le pedí a alguien que sin importar lo que suceda se quede conmigo y tú estás a mi lado siempre, porque le pedí algo verdadero y tú eres lo más real que tengo.

Había magia en el vuelo y en el danzar de esas semillas; parecían libres, livianas sin ataduras y hoy lo comprendo, hoy todo encaja, todo es un acierto.

Hay magia en tu mirada, yo te miro, cierro los ojos y en vez de soplarte te beso, eres sin dudarlo mi deseo preferido.

Autor: Amy Rodriguez
Fotografía: Tavo Cortazar

Quizás también esto podría interesarte:
– TE PROPONGO
– No le mentiré, he pensado en ti