Poesía

Tú, que tantas veces me has sonreído

Tú, que tantas veces me has sonreído

Tantas veces me has sonreído

Tú, que tantas veces me has sonreído,
diciendo que no te pasa nada, que te sientes muy bien y eres feliz.

Tú, que te ocultas bajo una máscara, y escondes todas esas lágrimas de impotencia.
A ti que día a día enfrentas al mundo, quizás con miedo, o tristeza, o resentida con la vida porque has sufrido mucho, y aun cuando has sido una gran persona siempre algo sale mal y tu risa falsa esconde un dolor inmenso, y una impotencia tan grande que sólo pides un descanso, sólo pides una oportunidad de ser feliz.

A ti que siempre luchas por tus sueños y los de las personas que quieres, hoy quiero decirte, GRACIAS, porque has sido una inspiración para mí, porque aun siendo tan frágil vences el dolor, o el cansancio y me sonríes, me ánimas a ser mejor persona, me enseñas que no hay problema del que no puedas salir adelante luchando contra todo y contra todos, aún con el corazón roto puedes amar y perdonar a quien te lastimó, por eso te pido que dejes caer esa máscara que siempre tiene una sonrisa por fuera, y dejes salir todo ese dolor que día a día te mata por dentro.

Hoy quiero ser yo ese que comparta tus penas, y seque tus lágrimas, quiero abrazarte tan fuerte que sientas que nunca más estarás sola, por una vez en tu vida quiero que dejes caer esa máscara, que seas débil, y frágil, como algunas veces te sientes, porque quiero que sientas que yo estaré ahí para curar tu corazón, para protegerte de todo dolor, y para hacerte sentir mujer, porque gracias a ti la vida es bella, porque gracias a ti puedo escribir lo maravillosa y valiosa que eres, porque gracias a ti hay vida, hay sueños, y gracias a que eres mujer, el amor existe…


Autor: Cris Sanz

Fotografía: Hannah Busing

Quizás también esto podría interesarte:
– Nunca debí acostumbrarme a ti, ¿sabes?
– ¿TODO ESTO, QUIERES PERDER?