Poesía

Un día me preguntó

RELATO DE UN AMANTE

Hasta hoy pude aguantar esto que siento,
pues ya no habrá vuelta atrás a esta decisión;
y es que aunque aguante cabalmente
y estuve todo este tiempo consciente de que tú tenías
a alguien más en tu vida, decidí ser eso que llaman prohibido,
cegando mi corazón cuando me etiquetaste
y pusiste un letrero inmenso que decía que yo era el amor de tu vida
y que tú me pertenecías.
Esas palabras por momentos mantenían estable por completo mi universo,
y aunque sabía que era cruel lo que le hacíamos
a quien vivía contigo,
nos convertimos en amantes en eso que se dice prohibido.
Todo parecía perfecto, hasta que un día
desperté con una necesidad inmensa por tenerte,
por abrazarte
y decirte que te amo, por compartir mis alegrías y mis quebrantos,
decirte que sentía un vacío en mi pecho
que retumbaba con un trágico estruendo, reclamando
que no debía hacer lo que a esa persona le estábamos haciendo,
al final tuve que callarlo y poco a poco,
fui comprendiendo miles de cosas,
entendiendo situaciones
y contestando preguntas que mantenía calladas
por no reclamar algo que no me pertenecía,
así que todo eso terminaba en una pregunta,
si dices que me amas,
¿por qué no corresponde el riesgo y cumples lo que dices cuando me tienes?
La respuesta era obvia todo lo que decías nunca fue cierto,
y por mí nunca harás más de lo que has hecho.
Por eso yo que si te amo, me iré de aquí para que tú seas feliz
y no hagas más daño a quien es parte de tu cielo.

Autor: Miguel Poète
Fotografía: Pinterest

Quizás también esto podría interesarte:
– Recorrí los lunares de su espalda haciendo zig-zag.
– Se esmeró en llevar a la práctica acciones concretas