Poesía

UNA MUJER DESPUÉS DE LOS CUARENTA Y TANTOS

UNA MUJER DESPUÉS DE LOS CUARENTA Y TANTOS
50Leído

DESPUÉS DE LOS CUARENTA

Cuando las mujeres llegan a los cuarenta
y tantos ya lo tienen todo bien claro en su cabecita de lo que quieren
y lo que no quieren.
Ya ningún mal nacido le puede venir a calentar el oído con falsas promesas como cuando tenía veinte,
sabe perfectamente que hombre se le acerca con buenas intenciones
y cual solamente la quiere venir a follar.

Después de los cuarenta y tantos las mujeres nos miramos al espejo
y nos amamos así tal y como somos con todas las líneas de expresión,
canas y celulitis Tenemos bien claro que todo aquello no significan años,
qué solo son experiencias…

Aceptamos con agrado nuestro senos caídos sabemos
que se originaron por un día haber lactado a nuestros hijos.
Y que los gorditos en nuestro abdomen y todas las estrías se fueron formando prácticamente desde aquel día que quedamos embarazadas.

Sabemos perfectamente que si un hombre
es inteligente no nos va a querer solo por tener
un buen trasero que lo que va a buscar en nosotras es que tengamos cerebro.

A esta edad preferimos los hombres de nuestra misma edad, maduros…

Bueno en mi caso sí

Casi todos ya tienen los pies bien puestos sobre la tierra.
Claro está no generalizo tampoco…
Sólo algunos…
Nos gusta el buen sexo….
Ya no estamos solo para satisfacer a nuestra pareja,
también nos encanta que nos hagan sentir bien en la cama…
Ya no nos da vergüenza ni temor decirle a nuestro hombre que poses queremos que hagamos…

O salir de la rutina de la casa y que nos perdamos toda una tarde en un motel para hacer travesuras.
Se tiene la valentía de irte y mandar al diablo una relación si ya no eres feliz con ella…
Ya no te importa el qué dirán y te vas y haces tu vida con el hombre que realmente sientes que quieres…Con el hombre que te hace sentir bien…Con el que de verdad amas…
Las opiniones de los demás sobre tu vida personal te importan un carajo.

Por lo que un día lloraste hoy solo recuerdas
y ríes porque en ese tiempo te comportabas como una tonta…

El pasado ya no te lástima.
Reconoces cuáles son tus verdaderos amigos y cuáles son los hipócritas que usan máscaras para tratar de convencerte que te estiman como amiga…
Las decepciones no te hacen daño sabes que mañana es otro nuevo día…Que Dios está contigo y que lo demás no importa…

Autor: Gladys García Escobar
Fotografía de Brandi Redd

Quizás también esto podría interesarte:
– Los lunares de tu espalda
– ¿Me regalas un ratito?