Poesía

UNA ÚLTIMA CARTA PARA TI

UNA ÚLTIMA CARTA PARA TI

UNA ÚLTIMA CARTA PARA TI

Hola, espero que estés bien. Hoy quiero escribirte de una manera muy especial, de una manera definitiva; pues hoy será la última vez que escribiré por ti y para ti…
Hoy quiero decirte cosas que nunca te dije, confesarte secretos que siempre oculté por miedo a perderte pero ya no te tengo y ya el miedo desapareció de mi vida, y empezaré diciéndote:
Gracias… por haberte cruzado en mi camino, por haber llegado a mi vida y por haber penetrado en mi alma…

Gracias por haberme hecho volar entre tus brazos, por haberme mostrado el amor en otras dimensiones, nunca pensé que se podría amar con tanto fervor como con el que te amé.
Gracias por haberme hecho trizas el corazón, de no haber sido así jamás me habría dado cuenta de cuán fuerte soy…

Gracias por enseñarme que un beso lleno de ternura, delicado y dulce no siempre es un beso de amor, pues tú perfectamente los disfrazaste de engaño y traición…

Gracias por haberme enseñado a comprender que mi sonrisa jamás debió depender de la tuya, aunque me lo enseñaste de la manera más cruel y despiadada…

Te agradezco tanto por haberte alejado de mí todas las veces que lo hiciste, y te pido disculpas por haberme valido de mis encantos y chantajes para hacerte volver; debí comprender que ya no querías seguir conmigo.

Te quiero confesar que te amé de la manera más pura y limpia con la que jamás había amado a alguien, te confieso que muchas veces callé cuando en realidad quería gritar y reprimí mi dolor por no hacerte sentir mal.

Te confieso que en ocasiones olvidé hasta mis valores con tal de seguirte a ti (¿nunca te diste cuenta de eso, verdad?), pero finalmente sigo agradeciéndote que hayas sido ese ser tan arrogante, machista y farsante que fuiste conmigo, de no haber sido por eso seguiría siendo la misma niña tonta e ilusa que un día fui.

Te agradezco por tanto mal que me hiciste pero te agradezco aún más por haberme hecho sentir sola con tu compañía, por haberme hecho sentir frío en la cama aún en una noche calurosa y te agradezco por haber hecho del sexo el desahogo de tus frustraciones, por haberme hecho perder mi autoestima, pues gracias a que contigo olvidé quererme conocí personas que me enseñaron a amarme de una manera irrefutable.

Gracias por no haberme pedido perdón por tus errores y seguir creyéndote perfecto y encarecidamente te agradezco por no detenerme esa tarde que hice mis maletas y me fui de no haber sido así aún seguiría siendo esclava de tus caprichos.

Y sí, ésta es la última vez que te escribo porque a partir de ahora empiezo a ser esa mujer que siempre quise ser (libre) y empiezo a recorrer el camino que siempre quise andar, ya no me inspiraré más por ti. Siempre… absolutamente siempre viviré por antes que nada hacerme feliz a mí misma…
Adiós.

Autor: LaGaJas

Podría interesarte:
– Cómo superar una ruptura amorosa
– Maneras de decir te quiero sin decirlo
– Tranquila, respira.