Poesía

Y es que llega el momento en que te sientes vacío

Y es que llega el momento en que te sientes vacío

Y es que llega el momento en que te sientes vacío, hueco, sin motor, sin ganas, sin sentido. Hay personas que cuando llegan destruyen todo a su paso inclusive te llevan y te pierden en lugares inexplicables y claro que es difícil de regresar a lo que eras, sin embargo no es un imposible.

Uno se empieza a perder en el camino cuando das todo sin recibir nada, cuando dejas de amarte para amar a alguien más, cuando apuestas tus metas y tus sueños por quien no apostaría ni un comino por ti. Te empiezas a perder cuando tu vida y tu felicidad dependen de alguien más y no de ti mismo.

Tan poco valor y amor propio tenemos que dejamos de ser lo que éramos para convertirnos en una máquina que solo sirve para complacer y depender de alguien más.

No, no caigas en eso, no permitas que nadie robe tu oxígeno, no permitas que nadie te intoxique de dependencia emocional, no permitas que te roben tus sueños, tus anhelos, tu propia vida, no vuelvas a tocar el suelo por nadie, no vuelvas a lamentar tu infelicidad que el único responsable de tu bienestar eres tú.

El egoísmo no siempre es malo, algunas veces hay que ser muy egoísta con nuestro amor para no volver a pisar la misma mierd* que nos ha robado nuestras ganas de seguir de pie.

Autor: Desconocido
Fotografía: Reymark Franke
Podría también interesarte:
– Un día conocí un hombre totalmente imperfecto